Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2011

La Vida Duele.

Duele cuando despierta ves la Muerte
sientes el último latido en tu manos
el último chasquido de sus huesos
cuando la muerte se lleva la Vida.

Se lleva parte de tu cuerpo
de tu mente, de tus sueños.
La Vida Duele desde que naces
cuando no la importa enseñarte
Las carencias que te deshacen.

Cuando deja incompleta una Vida
Cuando la incapacita de movimiento;
de la vista, del hambre, de la dicha.

Duele cuando te deja ver las penurias
y sin cuidado de cara una tras otra
en propia puerta, las dispara
y sale huyendo.

La Vida duele
todos los dias duele
Duele su ausencia.

Duele su costumbre
Duele una vida de pétalos rotos
Duele el cuerpo, el alma, la mente.
Duele el brutal golpe salvaje
del de repente
Duele la caricia del No me lo llevo
te lo dejo con una mitad de su movimiento
Duele la vida a gopes lentos

me duele él
me dueles tú
me duelen ellos
aquellos que se fueron
la vida nos trae y nos lleva
En un carrusel de sueños.
1112190763760

martes, 6 de diciembre de 2011

Esencias del Jardín de Evarista.

K. GIBRAN.




Amaos el uno al otro,
pero no hagais del amor una cadena.
Dejad que haya espacios
en vuestra unión.


Y dejad que los vientos del cielo 
dancen entre vosotros.
Llenaos uno al otro vuestras copas,
pero no bebáis de una misma copa.
Compartir vuestro pan,
pero o comáis del mismo trozo.


Cantad y bailad juntos
y estad felices,
pero que cada uno de vosotros
sea independiente.
Las cuerdas del laúd están solas,
aunque palpiten con la misma música.


Dad vuestro corazón, 
pero no para que vuestro 
compañero lo tenga.
Porque únicamente la mano de la Vida,
puede contener los corazones.
Y estad juntos, pero no demasiado.
Pues ni el roble crece
bajo la sombra del ciprés
ni el ciprés bajo la del roble.